SOCIOLOGÍA Y EDUCACIÓN

    Por su carácter social en torno a la educación han surgido gran diversidad de posturas teóricas, que se enmarcan en diferentes enfoques sociales; el estudio sociológico de la educación a profundidad surge en los últimos años del siglo XIX y en la primera década de el siglo XX por Émile Durkheim quien construyo social y científicamente hablando, una explicación sociológica de la educación como objeto de conocimiento[1] esto lo hizo en su libro Educación y Sociología”, en donde aplico el método sociológico para diferenciar su estudio del ámbito pedagógico; Durkheim considera que “la sociología es la ciencia de los hechos y las instituciones sociales”[2] por consiguiente el estudio de la educación obedece al estudio sociológico  de los hechos y de las instituciones de la educación.

 

    Durkheim, considera a la educación como un órgano desarrollado por un organismo social; por consiguiente en su estudio se enfatizó en: las relaciones que se establecen entre la sociedad y el individuo, el carácter autónomo de la educación, el papel del Estado en la educación y el actuar educativo como una acción de poder.

 

    En este texto de “sociología y educación” Durkheim analiza las concepciones tradicionales que algunos pensadores han dado acerca de la educación y a partir de la crítica que hace a ellas da su propia definición y el objeto de estudio de la sociología de la educación. En primer lugar crítica la postura utilitaria que da James Mills de la misma, la cual pretende hacer del individuo un instrumento de felicidad para sí mismo y para sus semejantes y tiene como noción básica la idea de una educación ideal, perfecta y universal; y en segundo lugar crítica a Kant por este considerar que el objeto de estudio de la educación consiste en desarrollar en cada individuo toda la perfección de que él es susceptible, entendiendo por perfección el desarrollo armónico de todas las facultades humanas, lo cual Durkheim considera que es muy difícil; sin embargo cree que la educación debe de suscitar en el niño algunos estados mentales y físicos, validos para la sociedad en la que vive y los cuales le permitirán desenvolverse y desarrollarse en la misma.

 

    Como ruptura a estas posturas, Durkheim afirma que para que para que haya educación se requiere de dos elementos básicos e indispensables : una generación de adultos y una generación de jóvenes y una acción ejercida por los primeros sobre los segundos[3]; de esta manera la educación es la socialización metódica de la joven generación, la cual se da mediante la acción que ejerce la sociedad sobre el individuo con el fin de constituirlo como un ser social.

 

    Esta acción educativa implica en sí misma una acción de poder, en la cual el joven receptor mantiene un estado de pasividad (como si fuera una relación hipnotizador-hipnotizado), porque su conciencia no tiene todavía más que un número de representaciones capaces de luchar encontrar de las que le son sugeridas por el maestro[4] y por tanto asegura que el maestro (la generación adulta) tiene y ejerce poder sobre el alumno (la generación joven).

 

    Durkheim en su análisis sociológico de la educación afirma que el Estado no debe de monopolizar la educación; sino por el contrario, debe de proveer la misma y además fomentar y permitir que los particulares participen también con la creación de centro educativos; pero su desarrollo, contenidos académicos, y orientación social deben de ser bajo el control del Estado, donde por su función social, se deberán de enseñar principios racionales y democráticos.

 

    Si bien es cierto que la aportación de Durkheim sobre la educación desde el punto de vista de la sociología fue un parte aguas muy importante, y el cual podemos ver que aun en el presente tiene mucha validez; también es cierto que no podemos pasar por alto dos puntos que aparentemente no considera Durkheim dentro de su estudio sobre la educación; la primera crítica es que toma muy poco en cuenta las relaciones entre economía y educación, pues casi otorga a esta una dimensión ó un estado metafísico (en el entendido de que la metafísica suele remitirse a las cuestiones que trascienden la realidad material, teniendo como objeto de estudio la naturaleza de la realidad última) cuando considera que la acción que ejerce la sociedad sobre el individuo, vía la educación, tiene la finalidad de hacer de él un ser verdaderamente humano. Y la segunda consideración acerca del pensamiento de Durkheim es que aunque considera que la educación se da en sociedad y tiene como fin socializar al individuo, su postura es unilateral, porque esa educación solo es considerada a partir de que las generaciones adultas le transmitan el conocimiento a las generaciones jóvenes, y por consiguiente no se toma en cuenta que pueda haber una relación dialéctica de dialogo y reciprocidad entre las ambas generaciones. 

 


[1] Victorino Ramírez, Liberio. Perspectivas socioeducativas e innovación curricular, Universidad Autónoma Chapingo, México, 2002,  p47

[2] Timasheff, Nicholas S. La teoría sociológica, Fondo de Cultura Económica, México 1961, p154

[3]  Durkheim, Émile. Educación y Sociología, Colofón, México, p69

[4]  Victorino Ramírez, Liberio. Perspectivas socioeducativas e innovación curricular, Universidad Autónoma Chapingo, México, 2002,  p52

 

 

AZULHOMONIMO

Esta entrada fue publicada en ENSAYOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s