INSTITUCIONES SOCIALES Y ROLES

    “Una institución es un sistema de pautas sociales relativamente permanente y organizado, que formula ciertas conductas sancionadas y unificadas, con el propósito de satisfacer y responder a las necesidades básicas de una sociedad”[1]. En todas las sociedades independientemente de su grado de desarrollo, podemos encontrar cinco instituciones básicas: la familia; la educación; la religión; la economía; y el estado. Sin embargo, aunque estas instituciones las encontramos en todas las sociedades, esto no significa que todas las sociedades sean iguales; por el contrario,  lo que las hace diferente es la forma en la que estas instituciones satisfacen las necesidades de dicha sociedad; es decir, los patrones de vida familiar, la doctrina religiosa, el método de socialización, el sistema económico y las formas de gobierno varían de una cultura a otra. 

 

    Aún cuando cada una de las instituciones tienen funciones y responsabilidades específicas, algunas veces pueden desarrollar funciones en las que se coincida, lo cual puede ocasionar algunos problemas dentro del sistema social, para que una sociedad funcione de manera eficiente y productiva estas instituciones deben de mantenerse en un equilibrio mas ó menos adecuado, mediante la delimitación precisa de las necesidades que satisfará cada una de ellas. Pero  no podemos dejar pasar por alto que esa delimitación precisa de las funciones, no estará exenta de la transferencia de funciones cuando sea necesario, es decir cuando alguna no logre satisfacer una necesidad dada ó cuando otra institución demuestra que puede satisfacer de mejor manera determinada necesidad, se hará la transferencia de funciones para obtener un mejor funcionamiento de la sociedad.        

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS INSTITUCIONES.-

 

    En general podemos decir que todas las instituciones tienen 6 características en común, estas son:

 

1.- Cada institución tiene como objetivo principal la satisfacción de necesidades sociales específicas.

 

2.- Las instituciones formulan (cada una pasa sí misma) los valores fundamentales que comparten sus miembros.

 

3.- Las instituciones son relativamente permanentes, en el sentido de que los patrones de conducta establecidos dentro de las instituciones de una cultura dada, se convierten en parte de su tradición (incluso estos patrones se pueden dogmatizar para la preservación de la misma).

 

4.- Las bases sociales de las instituciones son tan amplias que sus actividades ocupan un lugar central dentro de la sociedad (debido a la relativa permanencia de estas); un cambio drástico en una institución puede producir cambios importantes en las demás.

 

5.- Si bien todas las instituciones son interdependientes dentro de una sociedad, cada una está altamente estructurada y organizada alrededor de un conjunto esperado de normas, valores y pautas de comportamiento.

 

6.- Los ideales de una institución son generalmente aceptados por la gran mayoría de los miembros de la sociedad, participen éstos o no en las actividades de la institución.

 

    Además existe un grupo características en particular que las diferencian de las demás, estas están divididas en tres categorías distintas: “símbolos culturales, códigos de comportamiento e ideología”[2]. Los símbolos culturales, son señales de identificación que advierten la presencia de una institución y reafirman la identidad de los actores pertenecientes a dicha institución con ella misma. Los códigos de comportamiento, son reglas formales de conducta (explicitas) que se espera que tengan los actores pertenecientes a la institución, el incumplimiento de estas es traducido en sanciones a quienes no las acaten. La ideología  es un sistema de ideas compartidas por un grupo, las cuales justifican su interés particular ya sea social, moral, económico o político, y explican el universo aceptables para él.     

 

    Estas instituciones en conjunto (es decir, las 5 básicas presentes en todas las sociedades y algunas otras pertenecientes a alguna sociedad en particular) forman parte un de determinado sistema social; y “dado que las instituciones conllevan un sistema organizado de patrones y relaciones sociales, necesariamente ocurren en su seno interacciones de individuos”[3] en donde cada individuo-actor ocupa una posición dentro de la misma y en donde desempeña sus papeles respectivos; es decir, lo que Parsons en función de esa participación de los actores en relaciones interactivas conoce como la unidad estatus-rol; “por un lado existe el aspecto posicional, aquel en el que el actor se encuentra localizado en el sistema social, en relación con otros actores. Esto es lo que puede ser llamado estatus y del otro lado existe el aspecto procesual, que es lo que el actor hace es sus relaciones con otros. Esto es lo que llamaremos su rol[4].

 

    Por consiguiente el papel es el comportamiento que otros esperan de alguien y en todo caso concreto es inseparable de la posición, y en función de esta le son atribuidos derechos y privilegios al actor. Dicho esto, podemos encontrar una relación dialéctica entre la unidad estatus-rol y las instituciones, pues “las normas institucionales se consideran como expectativas normadas (o estructuradas) que definen culturalmente la conducta apropiada de personas que representan diversos papeles sociales. Una pluralidad de normas de papeles interdependientes forman una institución[5].

 

   En suma, desde una postura parsoniana (la cual tiene como tema central en su teoría sociológica el funcionamiento de las estructuras) para el estudio de la educación que es el correspondiente, “el análisis estructural-funcional requiere un tratamiento sistemático de las posiciones de los actores y de los papeles de los actores en una situación social, así como de las normas institucionales implicadas“[6].         

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Cohen, J. Bruce. Introducción a la sociología, Editorial Mc Graw Hill, México 1977

 

Parsons Talcott, “El sistema social“Alianza editorial, Madrid 1999

 

Timasheff, Nichols S., “La teoría sociológica”, Fondo de cultura Económica, México, 1986


[1] Cohen, J. Bruce. Introducción a la sociología, Editorial Mc Graw Hill, México 1977, p61

[2] Cohen, J. Bruce. Introducción a la sociología, Editorial Mc Graw Hill, México 1977 p77

[3] Cohen, J. Bruce. Introducción a la sociología…Op cit. p73

[4] Parsons Talcott, “El sistema social” Alianza editorial, Madrid 1999, p36

[5]Timasheff, Nichols S., “La teoría sociológica”, Fondo de cultura Económica, México, 1986 p306

[6] Timasheff, Nichols S., “La teoría sociológica”, Fondo de cultura Económica, México, 1986, p306

 

AZULHOMONIMO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ENSAYOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s