DELIRIO (LAURA RESTREPO)

“La mujer que amo se ha perdido dentro de su propia cabeza, hace ya catorce días que la ando buscando y me va la vida en encontrarla”

 

 “Agustina es un perro famélico y malherido  que quisiera volver a casa y no lo logra, y al minuto siguiente es un perro vagabundo que ni siquiera recuerda que alguna vez tuvo casa”

 

“Dime como es el cielo de nuestro verano, cómo se amontonan sobre nosotros estas nubes redondas y alejadas como ovejas, cómo en lo hondo de tus ojos se apacigua, mansa, mi alma”

 

“Guerra o indiferencia, y no se sabe cuál de los dos es más difícil de lidiar”

 

“No tengo quién oriente ni vigile mis pasos por entre el laberinto o me indique como salir cuando llegue el momento”

 

“porque en este remedo de país a todos los platudos que se enferman les da por emigrar a Houston Texas convencidos que en inglés si los van a curar”

 

“Aguilar recuerda esas palabras con la nitidez afilada con que la herida al cuchilla que la produjo”

 

“Blanca, mi dulce Blanca, tú solo nombre despeja mis tinieblas”

 

“pero es de suponer que hasta allá sólo tú y yo llegamos porque allá queda el sancta sanctorum, ósea el lugar donde las fotos permanecen ocultas y resguardas ”

 

“lo que pasa es que la locura es contagiosa como la gripa”

 

“porque nada enardece más al intranquilo que le digan tranquilízate, nada le preocupa tanto como que lo inviten a despreocuparse, nada contraria tanto sus impulsos de vuelo como los aterrizados oficios de un samaritano”

 

“¿Nosotros dos?, sí, amormío, nosotros dos. La habilidad conciliatoria del primer número par, el dos ”

 

“¿Nosotros dos? Volví a insistir entonces, sabiendo que lo único que lo podía defender de los embates de la desmesura y del vértigo del vuelo era ese número, el dos, que le restituía el ritmo de la noche y el día y que le llegaba como última posibilidad, como resolución, encuentro entre tú, Blanca mi amor, y yo, Nicolás Portulinus, náufrago a la deriva en las aguas tormentosas de esta honda desazón”

 

“Cierto día, al levantarse, Portulinus encontró una sola pantufla al lado de la cama y experimento un estremecimiento de terror ante las tretas que podía estar preparando, desde su escondite, la pantufla prófuga”

 

“-toda pantufla debe de ir acompañada por su compañera, según dictan las leyes compensatorias-”

 

“o deben ser los celos, más que todo los celos, qué vaina tan perversa son los celos”

 

“Hay que enfriar, dice, es malo lo caliente, lo que esta caliente duele”

 

“Descansa, Nicolás, tiéndete aquí junto a mí, sobre la hierba, bajo las ramas de nuestro mirto, y permite que el buen sol te caliente los huesos”

 

“¿Has dicho nuestro mirto, el árbol nuestro?, en un idéntico bis que se desenvuelve hasta la trémula frase final, ¿nosotros dos?”

 

“Agustina, mi bella Agustina, la envuelve un brillo frío que es la marca de la distancia, la puerta brindada de ese delirio que ni la deja salir ni me permite entrar”

 

“Cuando el amor llega así de esta manera uno no tiene la culpa, quererse no tiene fecha ni horario en el calendario cuando las ganas se juntan”

 

“cuerpo sin alma ciudad sin gente”

 

“sino por pura ausencia de alegría”

 

“Por eso a veces me pongo a meditar sobre lo que hubieran podido ser tu vida y la mía sino fueran esto que son”

 

“Por Dios, Agustina. ¡que pueden saber las sábanas! Ellas saben mucho de nosotros. Aguilar, ¿Acaso no han estado durante toda la noche absorbiendo nuestros sueños y nuestros humores? ”

 

“Se refiere a la sangre Derramada, que la toma por sorpresa y la derrota cada vez que se escapa de donde debe estar, osea  de la parte de adentro de la gente”

 

“La sangre no me preocupa porque es invisible, no tiene olor ni arma escándalo con el torrente de muchísimos glóbulos, blancos y rojos. Se diría que Dios la creo tranquila y secreta pero eso no es cierto; la sangre, como la leche hervida, siempre esta esperando una oportunidad para derramarse y cuando empieza ya no quiere detenerse”

 

“hago sonar otro clic y salta por el aire ese nuevo filito de luna creciente”

 

“El pacman, Agustina primorosa, es el mayor descubrimiento del siglo, ahí no hay dolor, ahí no hay amor ni remordimientos y tu pensamiento no te pertenece”

 

“Yo mientras tanto pensaba en ti, que es lo que hago cuando no quiero pensar en nada”

 

“No insistas McAlister, que sólo los que tienen que entender, entienden

 

“no podían ser simplemente groserías, es decir mero uso hiperbólico del lenguaje, tenía que ser cierto”

 

“Agustina, amor mío, no te tragues las palabras que te vas a atorar, pero mi voz no le llegaba, todo lo nuestro era extrañeza y distancia, éramos dos animales agotados que no lograban acercarse el uno al otro pese a estar entre la misma cueva”

 

“Sombras y gestos son casi lo mismo que nada”

 

 “Blanca se hace la pregunta en términos más amplios, especula si los momentos decisivos son desde el instante en que acontecen, o si por el contrario sólo se vuelven decisivos a la luz de lo que ocurre después de ellos y a raíz de ellos ”

 

“¡si el silencio fuera blanco!”

 

“Si el silencio no estuviera puramente sucio y contaminado”

 

“De ruido, de ruido, ¿de qué va a ser? ¿es que acaso no oyes?, el silencio esta plagado de ruidos que se esconden en él, como gorgojo en la viga, y lo van carcomiendo por dentro, basta con no ser sordo para percatarse de los runrunes y los zumbidos2

 

“me han dicho que usted es de izquierda y yo quisiera saber porque los de izquierda andan en cualquier clima con gorros como para la nieve”

 

“aquello me hizo reír porque me pareció un atentado flagrante contra mi meollo volteriano racionalista”

 

“No pienso en eso ergo no existe, o No se habla de eso luego no ha sucedido”

 

“debe ser cierto eso de que quiénes han compartido sábanas nunca se apartan del todo”

 

“el ser humano es criatura vulnerable y urgida de compañía

“ Me gustaba el número dos, Bianchetta mía, le confesó Nicolás una tarde en la que la lluvia anegaba el mundo, el dos me permitía defenderme, el dos llenaba el vacío que hay entre tu y yo, en cambio el tres me revienta la cabeza en un millón de pedazos”

 

“me pregunté porqué coños andaba yo dando vueltas absurdas por otro lado en pos de lo que no se me había perdido”

 

“la alegría sopla cuando menos lo esperas”

 

“a veces tienes que esperar siglos a que ocurra alguna cosas y de golpe ocurren todas a la vez”

 

“Aguilar penso Increíble, qué ansia de cielo, casi todas las banderas de la tierra tienen astros y ninguna que yo sepa tiene a la propia tierra”

 

“no pude contenerme y grité que me perdone Voltaire pero esto es un milagro”

Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s