NUEVO LEÓN: ¿SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO Ó ANGLONORTEAMERICANIZACIÓN?

INTRODUCCIÓN.-

 

    La historia de la humanidad, la historia de las sociedades, se ha visto claramente definida por las revoluciones que han surgido a través del tiempo, la revolución industrial, la revolución francesa, la revolución rusa, y estas siempre han ofrecido principios de igualdad, libertad, democracia, entre otros. Actualmente nos encontramos ante otra revolución que pretende modificar las estructuras y las relaciones sociales, la revolución tecnológica, esta revolución mediante sus discurso en sus inicios era portadora de promesas de un mundo más solidario, más abierto, más democrático, etc., es decir, trataba de eliminar las diferencias y las desigualdades de las sociedades mediante la conexión de estas por vía de la utilización de tecnologías de comunicación a distancia, léase primordialmente Internet y telefonías móviles.

 

    Y sin embargo, en realidad lo que se hizo, fue que se incrementaran las diferencias y las desigualdades, ya que la utilización de estas tecnologías se ha concentrado primordialmente en Estados Unidos y Europa con un acceso de usuarios a internet equivalente al 67% de la población, mientras que en el 97% de los africanos no tiene acceso a estas nuevas tecnologías.

 

    Ante esta realidad ineludible, en diciembre de 2003 en Ginebra, gobernantes y expertos, organizaron la primera cumbre dedicada a la “sociedad del conocimiento” en donde se reunieron 16,000 representantes de gobiernos, sociedad civil, y sector privado; esta denominación de “sociedad del conocimiento“, al igual que otras designaciones de procesos contemporáneos, como “sociedades de consumo” “globalización”, etc., <<requiere especificar con cuidado su ámbito de aplicabilidad para no homogeneizar a movimientos heterogéneos o grupos sociales excluidos de las modalidades hegemónicas del conocimiento>> (Canclini, 2004:181), pues es evidente que los rasgos cognitivos y socioculturales están distribuidos y son apropiados de maneras muy diversas, y estos generan diferencias, desigualdades y desconexiones, es por eso que es riesgosa la generalización del concepto de sociedad del conocimiento.                       

    Aunque la globalización no solo globaliza, sino que también desglobaliza, es decir que a pesar de que su propia dinámica genera movilidad e intercomunicación, por otra parte también crea desconexiones y exclusión; esta idea de “sociedad del conocimiento” esta siendo ofertada a la sociedad neoleonesa, promovida ampliamente por la elite gobernante, obviamente en beneficio de intereses particulares. Por consiguiente creo que no se esta formando realmente una sociedad del conocimiento, sino que la sociedad neoleonesa esta siendo subyugada por el poder hegemónico de la sociedad norteamericana, esta será la hipótesis de la cual parto para la elaboración del trabajo, la cual trataré de corroborar en base al conjunto de actividades (habitus) existentes en la sociedad neoleonesa, como lo pueden ser (sin necesariamente abordarlos todos): el cine, la música, los programas de televisión, la vestimenta, los centros de entretenimiento, los espacios “culturales”, la práctica de “x” deporte,  los usos lingüísticos, la gastronomía, la cultura laboral o empresarial, etc. Para culminar con los saberes que se deben de priorizar en las verdaderas “sociedades del conocimiento” 

 

 

¿QUÉ SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO SE NOS ESTA OFERTANDO?

 

    La “sociedad del conocimiento” ofertada se basa primordialmente en dos puntos: <<a) el papel hegemónico del inglés en la producción, circulación y apropiación de los saberes; b) la interacción entre tecnologías comunicacionales, formas de conocimiento y estructuras de poder económico y cultural >> (Canclini, 2004:184); es decir, no es fortuita la reciente incorporación desde a nivel escolar de la enseñanza de un segundo idioma, léase inglés, y de computación, y con esto la proliferación de escuelas que impartan estos saberes; todo esto deriva en una “anglonorteamericanización” económica, sociocultural y político militar de la sociedad neoleonesa; algunos elementos de esa“anglonorteamericanización” la podemos ver en:

 

    En las salas de cine de 10 películas que se exhiben 9 (sino es que las 10) son producciones Hollywoodenses y no es que no se haga cine en México ó en otros países, sino que los consorcios de los cines están casi obligados a dar prioridad a la exposición de películas de compañías cinematográficas como: Buena vista, Columbia, Fox, Universal, etc., ya que de no ser así, estas compañías les negarían la distribución de sus estrenos y esto implicaría perdidas costosísimas para los consorcios de cine en México.

 

    Casi todos los lugares turísticos y “culturales” (léase, museos, teatros, etc.,) de la ciudad tienen indicaciones acerca del lugar, de lo que esta permitido hacer o no, de las formas de acceso, de lo que esta permitido entrar, etc., en dos idiomas, en español y en inglés; un claro ejemplo es Parque fundidora, o el museo de historia mexicana, entre otros.

 

    Si bien es cierto que no se tiene una amplia gastronomía en el estado, la proliferación de los “fast food” es otro rasgo distintivo de este proceso de anglonorteamericanización; y a esto se suma el creciente número de supermercados y autoservicios, los cuales por supuesto, venden una mayor cantidad de productos norteamericanos, con poca oportunidad para que crezca la microempresa mexicana, lo cual la hace desaparecer por no poder competir contra las trasnacionales, regularmente de origen norteamericano, y de esta forma se perpetua la dependencia económica.     

 

    No es nada raro escuchar en cualquier lugar público expresiones ó palabras en inglés mezcladas ó intercaladas en cualquier platica, como: “wonderbra” “cool” “free” “OK” “very good” “yes”, “jeans” etc., expresiones difundidas y apropiadas primordialmente a través de los medios de comunicación masivos.   

 

    Según estos puntos de referencia pareciera que esta anglonorteamericanización sólo atañería a aquellos que tienen mayor acceso a ciertas tecnologías o a ciertos bienes de consumo, lo cual no es cierto, pues de cierto tiempo a la fecha, la organización de lo que son conocidas como “bandas” o “pandillas” también se ha modificado, apropiándose estas de elementos culturales que sus contemporáneos norteamericanos implementan, por ejemplo la utilización de paliacates de determinado color, normalmente azul o negro, como rasgo distintivo del tipo de pandilla que son; incluso algunas se ha empezado a autodenominar “clicas” como se les conoce a las pandillas en los suburbios norteamericano.

  

    Y diríamos, en un caso particular, facultad de filosofía  letras, se esta sometiendo a las ciencias sociales a certificaciones aplicadas en ciencias naturales y técnicas, con el argumento de que se tiene que ser más competitivo, más “útil”, más práctico, es decir, para ser una mercancía más vendible.

 

 

HACIA UNA “SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO”

 

    Para concluir enunciaré algunas ideas acerca de lo que en verdad son o hacia donde deben de virar, en este caso Nuevo León, las sociedades del conocimiento, ante todo se debe primero de estudiar la diversidad cultural:

 

    <<El desarrollo democrático de una sociedad del conocimiento requiere políticas públicas integrales que garanticen la participación del número más amplio de posible de lenguas y culturas, así como condiciones discursivas y contextuales que favorezcan la reproducción y profundización de sititas tradiciones de conocimiento>> (Canclini, 2004:187)

 

    Las ciencias deben de coexistir con la medicina tradicional, las prácticas artesanales, con los saberes autóctonos. 

 

    En la sociedad del conocimiento <<la enseñanza moderna no debe en ningún caso sacrificar la historia de las lenguas y de las literaturas, de las culturas y de las religiones, de las filosofías y de las ciencias. Debe, por el contrario, ajustarse y trabajar sin cesar en esas historias, de manera cada vez más sutil y crítica.[…] La oposición entre las "letras" y las "ciencias" que domina todavía hoy la organización de la enseñanza y las mentalidades de los maestros, de los estudiantes y de los padres de los estudiantes, puede y debe ser superada por una enseñanza capaz de profesar a la vez la ciencia y la historia de las ciencias o la epistemología, de iniciarse tanto en el arte o en la literatura como en la reflexión estética o lógica sobre los objetos; de enseñar no solamente el dominio de la lengua y de los discursos literario, filosófico y científico, sino también el dominio activo de los métodos y de los procedimientos lógicos y  retóricos que están en ellos implicados.>> (Bourdieu,1997:142)  

 

    No existen formas efectivas de globalización si las formas de conocimiento y representación expresadas en las películas, árabes, mexicanas, chinas, indias, latinoamericanas, etc., están ausentes de las salas cinematográficas.

 

   <<Una sociedad del conocimiento incluyente requiere marcos normativos nacionales e internacionales y soluciones técnicas que respondan a las necesidades nacionales y regionales, oponiéndose a la simple comercialización lucrativa de las diferencias subordinables a los gustos internacionales masivos>>(Canclini, 2004:191),

  

    <<La tecnología no determina la sociedad. Tampoco la sociedad dicta el curso del cambio tecnológico>> (Castells,1999:31). Por si mismos, ni el Internet (computación) ni la difusión masiva y trasnacional de otros recursos comunicacionales avanzados, serán capaces de lograr una incorporación a las llamadas sociedades del conocimiento, si no que se arribara a ellas, mediante un complejo modelo de interacción entre ambas, lo cual por supuesto requiere como punto principal la accesibilidad a las tecnologías.      

    La diversidad es el punto de diferencia entre la sociedad del conocimiento y la sociedad de la información,

 

    De la misma forma que Bordieu dice que no le pidamos cosas a la educación que esta no pueda hacer, como eliminar la desigualdad ó fomentar mayor democracia, esto mismo se aplica a las sociedades del conocimiento, ya que el <<el incremento conectivo no producirá ni siquiera aquél resultado que se le ha atribuido como específico: conocimiento pleno. Seguramente, los avances e intensificación de las conexiones expandirán el saber, como ya está ocurriendo. Pero por lo que vamos viendo esa expansión de intercomunicaciones hace más visibles las diferencias y la desigualdad en la comprensión. Amplía nuestro conocimiento de más etnias, grupos y culturas, a la vez que evidencia lo que no podemos compartir. Podemos aceptarlo, y ello contribuirá a la convivencia democrática intercultural. Pero la búsqueda democrática de mayor conocimiento no lleva a una igualdad de comprensión: conduce, a veces, a acercamientos y enriquecimientos recíprocos, y a veces aceptar en los otros lo que no podemos entender de ellos>>(Canclini, 2004:181),      

 

    Si existe una deficiente ó nula participación y representación de diversidad cultural en las sociedades del conocimiento, nos veremos en la obligación de decir que estas no existen, es decir, si no hay ó no se respeta el multiculturalismo y el interculturalismo en Nuevo León, no podemos hablar de una sociedad del conocimiento.    

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA.-

 

García Canclini, Néstor. “Diferentes, desiguales y desconectados: Mapas de la interculturalidad”. Gedisa Editorial. Barcelona 2004

 

Castells, Manuel. “La era de la información: la sociedad red. Vol 1”. Siglo XXI editores. México 1999.       

 

Bourdieu, Pierre. “Capital cultural, escuela y espacio social”. Siglo XXI editores. México 1997     

 

Nota: Este es el primer acercamiento a este tem, tal vez nisiquiera sea el nombre final, o la idea completa, pero lo público acá con la intención de que sea leído, críticado, analizado, espero puedan aportar algo al presente…….ojalá también los que entren a este espacio puedan publicar algunos de sus textos, con la idea de leer y ser leídos, y de mejorar los textos.

 

 

azulhomonimo

Esta entrada fue publicada en ENSAYOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s