EL ESPEJO DE AGUA

Mi espejo, corriente por las noches,

se hace arroyo y se aleja de mi cuarto.

 

Mi espejo, más profundo que el orbe

donde todos los cisnes se ahogaron.

 

Es un estanque verde en la muralla

y en medio duerme tu desnudez anclada.

 

Sobre sus olas, bajo cielos sonámbulos,

mis ensueños se alejan como barcos.

 

De pie en la popa siempre me veréis cantando.

Una rosa secreta se hincha en mi pecho

y un ruiseñor ebrio aletea en mi dedo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en VICENTE HUIDROBO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s